FES Cuautitlán, 46 años de historia – Gaceta Digital Comunidad

FES Cuautitlán, 46 años de historia

Tras 46 años de historias, sismos, paros, amenazas de bomba, éxitos, logros y hasta una pandemia, la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán cumple un año más, demostrando la resiliencia como un elemento esencial desde su origen, pues ante la adversidad el espíritu universitario no se rinde, se enaltece.

Fue un 22 de abril de 1974 cuando el doctor Guillermo Soberón Acevedo, rector de la UNAM, inauguró la primera Escuela Nacional de Estudios Profesionales (ENEP) en el municipio de Cuautitlán Izcalli. Con ella la Máxima Casa de Estudios del país inició su plan de descentralización de Ciudad Universitaria, para atender la importante demanda que en esa fecha ya existía.

Así, con una plantilla de aproximadamente 3 mil 450 alumnos, la entonces ENEP Cuautitlán inició actividades en los Campos Uno, Dos y Tres, bajo la dirección del doctor Jesús Guzmán García. Su infraestructura era escasa, pero el desafío de posicionarla como una escuela perteneciente a la Universidad Nacional fue aún mayor.

“Los retos al inicio fueron académicos, administrativos y de toda índole, por lo que llevar a la práctica un proyecto de la UNAM no era cualquier cosa; sin embargo, los asumí y aprendí a formar parte de éstos”, aseguró en alguna ocasión el doctor Guzmán, con mordaz brío.

En 1983, la infraestructura se incrementó con la edificación del Campo Cuatro en el antiguo Rancho Almaraz, que fue adquirido gracias a la venta de los Campos Dos y Tres. Tal acontecimiento, permitió ofrecer más herramientas de profesionalización a los estudiantes de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Ingeniería Agrícola e Ingeniería en Alimentos.

Con el paso del tiempo, esta entidad académica realizó innovaciones educativas para consolidar sus planes y programas de estudio, lo que le dio la oportunidad de incursionar en los estudios de posgrado. Para 1980, el Consejo Universitario aprobó el doctorado en Microbiología, por eso el 22 de julio la ENEP se transformó en Facultad de Estudios Superiores. Fue la primera unidad multidisciplinaria en conseguir dicho grado.

Hasta la fecha, la FES Cuautitlán ha tenido un vertiginoso crecimiento, pues es la única entidad universitaria que tiene participación en los Cuatro Consejos Académicos de Área, un hecho que fortalece su cualidad multidisciplinaria, otorgándole gran riqueza en cuanto a la academia, investigación y producción del conocimiento.

Actualmente, imparte 16 carreras presenciales y una a distancia, de ellas ofrece licenciaturas únicas en la UNAM: Ingeniería Agrícola, Ingeniería en Alimentos, Bioquímica Diagnóstica, Farmacia e Ingeniería en Telecomunicaciones, Sistemas y Electrónica.

Hoy, esta casa de estudios se consolida como una institución madura, así lo considera el maestro Jorge Alfredo Cuéllar Ordaz, actual director, quien en entrevista para la Gaceta UNAM Comunidad aseguró que, luego de 46 años de existencia e innumerables historias, la Facultad continúa cumpliendo con su misión universitaria: contribuir a la solución de los problemas sociales a través del desarrollo científico y tecnológico.

A poco más de cuatro décadas de existencia, la FES Cuautitlán es punta de lanza en el quehacer cotidiano de la Máxima Casa de Estudios del país. Así, lo ha demostrado con importantes trabajos de investigación, obtención de patentes y labores que favorecen a las poblaciones más vulnerables. Acontecimientos que, además de evidenciar su compromiso con el país, la reafirman como un referente educativo a nivel nacional.

Sandra Yazmín Sánchez Olvera

También podría gustarte