Pioneros de la Facultad comparten sus memorias – Gaceta Digital Comunidad

Pioneros de la Facultad comparten sus memorias

Reunidos en la Unidad de Seminarios “Dr. Jesús Guzmán García”, el doctor  David Quintanar Guerrero, director de la Facultad, autoridades, profesores y alumnos celebraron el cuadragésimo octavo aniversario de la FES Cuautitlán y su trayectoria en esta casa de estudios con la charla “Remembranzas actuales de ENEP a FESC: Diálogo con fundadores”.

Para comenzar, la doctora Patricia Miranda Castro, académica de esta institución, recordó su dificultosa llegada a causa de la falta de transporte, las limitadas edificaciones y  el desánimo que sintió al ver que con los días sus compañeros fueron desertando. 

Luego, rememoró otros momentos, por ejemplo, sus inicios en la investigación motivados por el doctor Jesús Guzmán García, primer director de la entonces Escuela Nacional de Estudios Profesionales, Cuautitlán. A ésta, añadió algunas aventuras en complicidad de su entrañable amigo, el doctor José de Jesús Pérez Saavedra, también académico de esta institución, y otras vivencias que forjaron su carácter en la docencia. 

De igual forma, el doctor José Guillermo Penieres Carrillo, jefe del Departamento de Ciencias Químicas, recordó su renuencia por estudiar en Cuautitlán y las circunstancias que lo impulsaron a permanecer en esta casa de estudios desde hace 43 años. “Después de todo lo que he pasado aquí, siento un gran cariño por esta institución que me acogió. Me quedaré aquí hasta que el cuerpo aguante”, expresó.  

Por otro lado, el doctor Santiago Flores y De Hoyos, ex profesor de esta institución, habló de las “hermosas discusiones” que tuvo con estudiantes de ciencia básica e ingeniería mecánica sobre la naturaleza del calor, la inexistencia del frío o la proporcionalidad de la energía cinética promedio de las moléculas de un sistema. 

Narró también la presentación del plan de estudios durante la inauguración de la carrera de Ingeniería en Alimentos y la satisfacción que sintió en aquel momento al ver el convencimiento de los estudiantes de otras licenciaturas de integrarse a esta propuesta con un programa individual de convalidación de asignaturas. 

“Inolvidable para mí aquella quema de batas valientemente planeada con representaciones burlescas de los profesores que nos sentíamos muy acá. Un chavo me imitó con un libro de transferencia de masa en la mano y en ese momento me di cuenta de que debemos aprender a reírnos de nosotros mismos”, contó.

De igual forma, situó al público en el año de 1985 para recordarles que un grupo de profesores, estudiantes y trabajadores tomaron Campo Uno para convertirlo en centro de acopio de víveres, ropa y agua embotellada, sin permiso oficial universitario, con la intención de ayudar a los afectados por el devastador sismo. 

Luego, contextualizó que en el año 1974 se estrenó la película “El Padrino II” y en la radio sonaba “Whatever gets you thru the night”, de John Lennon. Para ese entonces, su precario salario quincenal como profesor era de 2,826 pesos y un año después aumentó a 3,147. Sin embargo, eso no era importante porque ante sus ojos “el amor por la enseñanza era como el número Pi, porque nadie sabe dónde acaba”, finalizó.  

María Dolores Elizondo Alvarado

También podría gustarte