Ingeniería en Alimentos, 45 años de ser uno de los pilares fundamentales de la Facultad – Gaceta Digital Comunidad

Ingeniería en Alimentos, 45 años de ser uno de los pilares fundamentales de la Facultad

El 30 de agosto de 1977 el Consejo Universitario aprobó el plan de estudios de la nueva licenciatura que se integró a la entonces Escuela Nacional de Estudios Profesionales (ENEP) Cuautitlán: Ingeniería en Alimentos (I.A.) Para conmemorar el 45 aniversario de esta importante fecha, durante dos días en el Auditorio “Dr. Doctor Jesús Guzmán García”, de Campo Uno, se celebraron diferentes actividades. 

Durante la inauguración, el director, doctor David Quintanar Guerrero, indicó que ésta es una carrera trascendental en la UNAM y que únicamente se imparte en la FES Cuautitlán. Reconoció que su administración busca incrementar la identidad entre sus estudiantes, por lo que deseó que las nuevas generaciones se pudieran inspirar al escuchar los testimonios de los fundadores y egresados exitosos.

Para iniciar con las actividades académicas, se llevó a cabo la mesa redonda “1977, ¿Cómo inicia nuestra historia?”, en la que participaron los doctores Eduardo Barzana García y Santiago Flores y de Hoyos, personajes fundamentales para la creación de esta licenciatura. 

De acuerdo con el relato del doctor Flores, en el primer semestre de 1976, el ingeniero Jorge Ludlow, funcionario de la ENEP, invitó a tres académicos de Ingeniería Química a diseñar la materia optativa de Tecnología Alimentaria. Más adelante, desde la Facultad de Química se sumaron los docentes Eduardo Barzana García y Luis Raúl Tovar Gálvez, quienes acordaron ayudar sólo con el contenido. Sin embargo, en ese momento el grupo decidió ir más allá y diseñar todo un plan de estudios. 

Con el objetivo de contribuir a esta retadora tarea, se sumaron los docentes Carlos Castañeda Estrada, Fernando Maya Servín y Rodolfo Mora Vallejo. El doctor Barzana recordó que este proyecto fue hecho a marchas forzadas, ya que lo realizaron en cuatro semanas, en las que salieron adelante gracias al armonioso trabajo en equipo que lograron. 

Una vez redactado y con el visto bueno de las autoridades locales, el documento se mandó a Rectoría para su revisión, donde recibieron la orden de reducirlo de diez a nueve semestres, situación con la que no estuvieron muy conformes, aunque tuvieron que aceptar el decreto. “Así fue como nació la licenciatura de Ingeniería de Alimentos. Aquí se sembró la semilla que ya ha sido replicada o aproximada en otras universidades”, afirmó el doctor Barzana. 

Para la segunda mitad de 1977, se planeó iniciar clases. No obstante, hacía falta un elemento primordial: los estudiantes. Por lo cual, el doctor Flores recorrió cada salón para invitar a los alumnos a una plática a fin de exponer las virtudes del nuevo plan de estudios y así convencerlos a integrarse. En esta charla incluyó la estrategia “Plan de Convalidación y de Transición”, comprometiéndose además a acompañar personalmente a los universitarios en este proceso. Cuatro años más tarde, el 7 de abril de 1981 egresó la primera generación. 

Como representante de los alumnos, el ingeniero Alfredo Alvarez Cárdenas, actual secretario General de la Facultad, narró que él fue uno de los que convenció el doctor Flores para conformar esa primera generación. También rememoró que fue hasta la tercera generación que los alumnos ingresaron por pase automático o examen de admisión.

Por otra parte, resaltó que la idea de “Laboratorio único” resultó y sigue siendo una de las grandes fortalezas del plan de estudios de 1977 y del de 2004. Asimismo, hizo hincapié en que este último fue acreditado por el Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería (CACEI) en tres ocasiones: 2006, 2013 y 2019 con vigencia hasta 2025. Además, cuentan con la Certificación de Laboratorios, bajo la Norma Internacional ISO 2001:2015. 

Para concluir con su participación, el ingeniero Alvarez invitó a ver este evento conmemorativo como una oportunidad y compromiso para mejorar su quehacer y continuar con la excelencia académica. “Queremos que nuestra licenciatura sea referente en el ámbito educativo. 45 años de Ingeniería en Alimentos de la FES Cuautitlán, 45 años y nuestra historia continúa”.

Todas las actividades de la celebración fueron planeadas con la finalidad de difundir su quehacer en el campo laboral y englobar temas de utilidad para los estudiantes actuales, como la experiencia en el extranjero, el quehacer femenino en el ámbito, así como las fortalezas y áreas de oportunidad de los profesionales.

De este modo, egresados de diferentes generaciones mencionaron que una de las herramientas más importantes que la carrera les dejó fue la formación en el método científico, ya que la metodología es una de las cualidades que más los distingue en el campo profesional. 

La mayoría de los ponentes coincidió en que el mismo camino les ha dictado las habilidades a mejorar. Por tanto, incitaron a los presentes a siempre tener en mente la idea de crecer, de agregar idiomas y actualizarse constantemente. Sobre el papel femenino, recomendaron prepararse para que lo único que hable sea su desempeño y no su género. 

Finalmente, cada uno de los presentadores aseguró sentirse honrado de ser egresado de esta carrera única en la UNAM, agradeciendo el profesionalismo de los académicos por formarlos e impulsarlos a ser grandes los mejores en su área. “Somos una instancia única, es un orgullo ser de la FES Cuautitlán y luchar por los valores que la Máxima Casa de Estudios del país representa”, apuntaron los expositores.

Martha Guadalupe Díaz López

También podría gustarte